Cómo atraer al mejor talento

Cuando se empieza a construir el equipo en una empresa, no hay que olvidar nunca que va a ser el asset más importante de tu empresa.

Hoy en día, para atraer al mejor talento, no va de que los candidatos te vendan por qué son el perfil adecuado, sino al contrario, tú como empresa deberás venderles porqué esta es la oportunidad perfecta para ellos.

Por lo tanto, es muy importante que tu empresa tenga ciertas cualidades o valores, transmitidos durante el proceso de selección, que te permitirán atraer a perfiles top.

Lo primero será tener una misión fuerte y deseada. Tus objetivos deben ser claros, al igual que ambiciosos y realistas al mismo tiempo. Los mejores perfiles quieren formar parte de algo disruptivo y poderoso que sea capaz de aportar un valor real.

Al mismo tiempo, la misión debe ir acompañada con la cultura y los valores adecuados. Las tardes de cerveza y las actividades de team building no lo son todo, sino que debes poder aportar también un clima y dinámica agradables en el día a día. Los mejores candidatos esperan trabajar con otra gente sumamente talentosa que sea humilde, tengan una comunicación abierta y respetuosa, y que estén dispuestos a trabajar duro mano a mano para obtener los mejores resultados.

Por otro lado, no se puede dejar al desafío de lado. Incluso si tienes una cultura y misión atractivas, los mejores perfiles son ambiciosos y querrán sentirse desafiados para poder desarrollar sus skills. En este contexto, no puedes colocar a gente sobrecualificada en determinados roles. Su contribución debe estar en línea de lo que les hará sentir que ganan ciertas victorias con un desafío sano.

La compensación económica es incuestionablemente importante también. Aún que los candidatos puedan ser algo flexible si los anteriores puntos se cumplen, no puedes pretender retener al mejor talento si lo que ofreces está por debajo de la media del mercado.

Finalmente, con los perfiles top debes ser muy ágil en el proceso de selección, ya que es muy probable que tengan a varias ofertas sobre la mesa. Cuando te quedes con muy buen feeling con uno de ellos, confía en ti y avanza rápido. Es normal querer ver a otros candidatos para comparar, pero esto tomará un tiempo extra muy valioso, solo para darte cuenta al final del proceso que el primero, ese que ya has perdido… ¡es el que más te gustaba!

¿Quieres saber más sobre el rol de SDR? Lee más artículos.