Gamificación: ¡Súbete al pódium!

A menudo nos preguntamos cómo podemos motivar a nuestro equipo de SDRs, mejorar los resultados y lograr una sana competitividad pasándoselo bien.

Hoy vamos a hablar de gamificación: cuando tienes un equipo cohesionado y potente es el momento de introducir cambios que supongan nuevos retos e ir más allá. La remuneración económica no es la única vía, pues además de resultados buscamos que el equipo lo pase bien y eso mismo sea capaz de transmitirlo a sus interlocutores. A todo el mundo le gusta comprar a personas positivas, que transmiten ilusión por lo que hacen.

Con la metodología de la gamificación logras mayor compromiso por parte de tus SDRs, que ven la importancia que la compañía presta a su rol. También es bueno clarificar dónde estás priorizando tus ventas en cada momento, haciendo más accesibles y claros los pains a los que la compañía quiere dirigirse en cada momento.

Imagina por ejemplo que te diriges a distintos tamaños de compañías, y quieras que se cierren más meetings con las de tamaño más grande, o quieres empezar a abrir mercado en un país sin dejar de prospectar los actuales. Con este objetivo a corto plazo puedes favorecer este reto estableciendo un sistema de puntos. Por ejemplo, los meetings cerrados en el nuevo país suman más puntos que en los países que ya se trabaja. Ahora bien, también puede ganar un SDR que genere muchos meetings en los países actuales… ¡No diremos que no! ¡Merecerá premio también por haber cerrado muchísimos!)

Tengamos en cuenta que la mayoría de SDRs son personas que están dando su primeros pasos profesionales y la idea de convertir su día a día en algo más lúdico inevitablemente les va a gustar.

Con un sistema de puntos podemos generar un podio o premiar diferentes retos semanales, no sólo para aquellos que cierren más meetings (pues eso ya lo disfrutará económicamente en su nómina), sino para las llamadas con más calidad, las más efectivas, las más originales y creativas (para llegar al buyer persona), ¡al más locuaz! Hay muchas posibilidades que descubras habilidades de tu equipo que desconocías.

Con la gamificación, recomendamos la remuneración en especie, es decir, a través de gadgets de tecnología, cupones en e-commerce o alguna celebración del equipo en la oficina. Al fin y al cabo, la remuneración económica ya viene recogida en los contratos con el porcentaje de variable, ¡y la gamificación es un extra. ¡Un extra de diversión y un extra en cuanto a retos! ¿Os animáis a probar?

¿Quieres saber más sobre el rol de SDR? Lee más artículos.