Apuesta por tu candidato ideal

¿Alguna vez has tenido la sensación de estar enfrente del candidato ideal?

A lo largo de la entrevista, has comprobado que su perfil cumple con todas las habilidades necesarias para el puesto, muestra mucha motivación y encaja bien con la cultura empresarial. Sin embargo, es posible que también se te haya pasado por la cabeza: ¿Y si hay otro candidato mejor?, Me gustaría comparar con otros perfiles para asegurarme…, etc.

Frente a ello, es muy probable que este mismo pensamiento y sus consecuencias nos lleve a perder nuestro candidato perfecto.

Así pues, es importante remarcar la volatilidad de los perfiles top en sector SaaS B2B, donde todo cambia constantemente y avanza a un ritmo vertiginoso, y con ello, también lo hace el talento. Si no actúas rápido, otro lo hará por ti. Por lo tanto, si quieres incorporar un buen perfil en tu empresa tecnológica, es fundamental que tengas en mente dos aspectos clave: rapidez y flexibilidad.

La rapidez es esencial. Si te llama la atención un perfil, contáctalo, cítalo y mantenlo informado. Sabiendo que los buenos candidatos están muy demandados (suelen estar en distintos procesos y recibir varias ofertas), ¡hay que actuar de forma ágil y rápida! Así tendrás menos posibilidades de perder el talento y, además, ofrecerás al candidato una imagen seria y de confianza sobre tu empresa.

Por otro lado, es preciso tener en cuenta la situación profesional y motivaciones de cada perfil. Para ello, deberemos tener en cuenta las necesidades, preferencias y aspiraciones del candidato. Consecuentemente, le ofreceremos una propuesta atractiva que se adapte tanto a sus intereses como a los de la empresa, creando así valor para ambas partes.

Por último, pero no menos importante, existe el feeling con el candidato. Aunque sea algo abstracto e imposible de medir, también es importante dejarnos guiar un poco por nuestra intuición o gut feeling. Además, en ocasiones, a parte del encaje profesional, también se busca un match a nivel personal. Es por esto que es una buena idea que conozca a distintas personas de la empresa o departamento y que cada una transmita su percepción del candidato. 

En conclusión, no solo se trata de encontrar un perfil top que encaje con nuestra empresa, sino de cómo reaccionar de forma eficiente frente a ello. La rapidez y flexibilidad ejercida durante el proceso serán decisivas para el resultado final, así como el feeling que nos ha transmitido el candidato. Si todo ello es positivo, no lo dudes, es el perfil. ¡Deja de comparar y apuesta por el talento que tienes delante!

¿Quieres saber más sobre el rol de SDR? Lee más artículos.