Entrevista a Robert Neagu – Business Development en Plannam

Conocimos a Robert hace un año, cuando lo entrevistamos para el puesto de SDR de Plannam, que tiene una plataforma de SaaS para la gestión integral de RRHH. Tras sus batallas este primer año, Robert ha empezado ahora a participar en fases más adelantadas del ciclo de ventas. En esta entrevista nos comenta un poquito acerca de su experiencia y aprendizajes principales hasta ahora.

OP. ¿Habías oído a hablar del rol de SDR antes de empezar a serlo hace un año?

RN. No, vosotros fuisteis los primeros en mencionármelo, pero me pareció muy interesante desde el primer momento.

OP. ¿Qué es lo que te sorprendió más al empezar?

RN. Lo que me sorprendió más es el nivel de los noes que te llevas. Pero esto me ha llevado a aprender que tú puedes influir bastante en el resultado, y que con confianza y formación llegas a superarlos, a redirigirlos a un tal vez, y si insistes lo suficiente y ágilmente, al final se convierte en un meeting, que es tu objetivo como SDR.

OP. ¿Cuál ha sido tu mejor aprendizaje? ¿Qué le dirías a tu yo de hace 1 año?

RN. Paciencia. Creo que lo más importante en este trabajo es ser perseverante, entender que las cosas acaban saliendo si insistes y le pones de tu parte. Yo tuve la suerte que ya era una persona bastante resiliente, y ya venía mentalizado de que al principio no iba a ser fácil.

Está claro que siempre es un poco distinta la teoría a la realidad, al empezar en el rol se hace un poco difícil, pero tener a tu manager cerca de ti y animándote ayuda mucho. Yo tenía al CEO a 10 metros de mí y hablaba conmigo cada día, cosa que me generaba mucha seguridad y confianza, porque veía que éramos un equipo y él entendía por lo que pasábamos, animándonos siempre. El equipo cercano es el que más persevera.

Si entras en este tipo de trabajo debes tener un set de valores y personalidad con los que, una vez adquieras conocimiento, vas a poder lidiar con el no. Tú las herramientas las tienes a nivel interno; es cuestión de ir ensayando y ensayando para que al cabo de un tiempo puedas demostrar cómo eres y de lo que realmente eres capaz.

OP. ¿Cuál fue tu mayor desafío?

RN. Para mí los desafíos son constantes, que son cerrar meetings. Cuando te enfrentas a empresas grandes de Tier 1 da respeto. Obviamente, disfruto también de cerrar meetings con empresas pequeñas y medianas, pero para mí los retos ahora mismo son las Tier 1, que te lleguen a conocer y vean lo valioso que es tu servicio.

OP. ¿Cómo has lidiado con el estrés en momentos más difíciles?

RN. He tenido la suerte de tener una compañera de equipo con la que he tenido mucha cercanía, y nos ha venido muy bien este apoyo mutuo a nivel moral. Es cierto que algunas veces que llegaba a casa con más bajona por no haber cerrado ningún meeting, pero intentaba no darle más vueltas y practicar una self-talk positiva conmigo, entendiendo que era solo una fase y que, como todo, pasaría.  

Hay momentos de estrés aún, porque hay objetivos por cumplir y yo soy una persona bastante competitiva, pero ya estoy más tranquilo pues ya no es mi primera tormenta, ya he comprobado que todo puede acabar resolviéndose si pones de tu parte.

OP. ¿Por qué crees que llegaste a ser un buen SDR?

RN. He podido tener esa seguridad y confianza de que llegará, y juntando esta creencia con perseverancia he llegado donde estoy ahora.

El mayor arte ha sido ir mejorando cada día el cómo tratar a los leads en cada situación. Al final no te ven, sino que te escuchan, por lo que tu discurso y tu tono son tu mayor arma. Tener capacidad de adaptarte continuamente, y sobre todo, hacer muchas llamadas.

OP. ¿A quién y en qué casos recomiendas empezar su carrera como SDR?

RN. Cualquier escenario es bueno, pues te dota de unas skills muy útiles, pero supongo que el más favorable es el de la gente que recién se ha graduado y tiene esta curiosidad por empezar algo desafiante. Lo que aprendes en esta fase de tu trayectoria repercutirá en el resto de tu carrera profesional. Eso sí, se debe entender bien que no es algo que se aprenda de un día a otro.

OP. ¿Cómo has evolucionado en Plannam y en qué modo crees que te ha ayudado el haber sido SDR?

RN. Estoy empezando a preparar mis propias reuniones y desarrollar mi propio negocio; de hecho, la semana pasada hice ya una con un lead que yo mismo había cualificado. También estamos empezando a internacionalizarnos y estoy empezando a participar en estas formaciones en el extranjero.

El haber sido SDR me facilitará mucho el trabajo, sobre todo por la parte de la empatía, porque al haber estado presente en las primeras fases, conozco muy bien al cliente y cuáles son sus miedos, y sabré en que incidir mejor una vez esté en la fase final. Empatía desencadena en confianza, y confianza desencadena en venta si el producto es bueno.

OP. ¿Algún último comentario que te gustaría aportar?

RN. No te dejes llevar por tu discurso mental de excusas. Es algo que yo hacía y que también he escuchado decir a otras personas a las que sigo para inspiración. Al principio, igual dejaba de hacer alguna llamada por excusas como “es muy tarde para llamar” o “ya me ha dicho dos veces que está reunida, seguro que ahora también lo está”. No debes hacer caso de esto, hay que coger el teléfono aunque te incomode, salir de tu zona de confort para realmente progresar.

¿Quieres saber más sobre el rol de SDR? Lee más artículos.